“SI LA ACTIVIDAD ME GUSTA Y ME INTERESA; NO NECESITO ROMPER LAS REGLAS.”

“SI LA ACTIVIDAD ME GUSTA Y ME INTERESA; NO NECESITO ROMPER LAS REGLAS.”

martes, 12 de febrero de 2013

Manejo y control de un grupo en el salón de clase – Nuevos retos y algunos consejos


Existen diferentes formas para lograr el control y manejo de un grupo en el salón de clases. Para tener éxito hay que saber dirigir una clase, adaptar el estilo del profesor a la misma, tomar en cuenta la edad de los alumnos, su origen étnico y nivel socio-cultural, así como la “personalidad” de la clase como grupo y la tuya como profesor.
Mantener el orden en clase es una de las tareas más difíciles que enfrentan los profesores, sobretodo los jóvenes con poca experiencia. Sin embargo, es primordial para lograr buenos resultados en el aprendizaje.
Esta labor se ha dificultado aún más en las últimas décadas, ya que la actitud de los alumnos hacia las personas con autoridad ha cambiado dramáticamente.
Algunos de los cambios en nuestra sociedad así como en la actitud de los alumnos han sido positivos y han servido para incrementar la auto-confianza y seguridad en los propios estudiantes.
Otros cambios no lo han sido tanto, ya que se han visto: un incremento en la falta de respeto por la autoridad, algunas actitudes negativas hacia los métodos de enseñanza y en ciertos casos más graves, el uso de la violencia por parte de los alumnos para lograr sus objetivos.
Lo anterior ha hecho que el manejo de los estudiantes dentro del salón de clases y en la vida escolar en general, sea más difícil y más demandante para aquellos que están a cargo de mantener un ambiente de aprendizaje positivo.
Afortunadamente, una gran cantidad de conductas o comportamientos negativos en la clase pueden ser aligerados antes de que se conviertan en problemas serios de disciplina. El éxito en este sentido depende principalmente de la habilidad del profesor para emplear prácticas organizacionales efectivas. Estas prácticas son clave en el proceso de enseñanza y son esenciales para establecer y mantener el orden y control de la clase.
La forma de llevar una clase depende de múltiples factores, pero si sigues los consejos que ahí se dan, seguramente tendrás un muy buen comienzo.
Lo demás dependerá de tu entusiasmo y dedicación como profesor. Esfuérzate mucho y siempre ten en mente que estás ayudando a la gente a convertirse en mejores personas. Esto es una de las actividades que más satisfacción te pueden dar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada